Escuchando a The Creation

Estaba ayer escuchando de nuevo a The Creation, precisamente para elegir una serie de canciones y preparar un pequeño monográfico en Los 39 Sonidos. Siempre me ha excitado tremendamente esta banda; al principio capturando una cierta esencia mod y luego atrapando contextos ácidos en una serie de singles que se me antojan, todavía, sorpresivos y radiantes.
Eddie Phillips a punto estuvo de entrar como guitarrista de apoyo en los Who, pero él tenía un interés especial en sus propias composiciones, lo que le alejó de la proposición de Townshend.
Curiosamente, tras una breve experiencia bajo el nombre de Mark Four, grabaron un único Lp en un sello alemán; las compañías británicas no apostaban por ellos. El disco entregaba una simbiosis de postulados mod con canciones intuitivas que ya dejaban adivinar sus siguientes pasos, más cercanos a la psicodelia. Por ello las canciones que compusieron a partir de aquel Lp, grabado en el 66 y editado casi un año más tarde eran caleidoscópicas y excesivas, pero tan envolventes como delirantes. Con solo dos de ellas, nos podemos hacer una idea del complejo entramado instrumental que empleaban, me refiero a «How Does It Feel To Feel» y «Life Is Just Beginning», pero había otras maravillas que hacen de ellos, una de los grupos más imaginativos de aquella generación colorista de Londres. No hay que olvidar la definición que el mismo Phillips dijo de ellos: «Nuestra música es roja con destellos púrpuras»
Soy tan fan que me he quedado hasta el disco doble que ha publicado Demon incluyendo su Lp y prácticamente todas las canciones que grabaron a posteriori. Ambrosía elegante de tintes fantasiosos en un elenco difícilmente superable.
Colosos.
Buenas vibraciones!

Author: Juan Vitoria

Share This Post On